Nuestra sala

                                                   un espacio de quietud y silencio..

Un lugar de tranquilidad, recogimiento, confianza y respeto, utilizado como zendo (práctica zazen), dojo (artes marciales), sala de uso  variado de actividades afines, lugar de descanso mental  y refugio de encuentro personal.

Una sala en zona centro, de 50 m2, diáfana, luminosa, silenciosa y confortable, con aire acondicionado, vestuario y baño con ducha caliente, bien comunicada por metro (Pacífico) y líneas de bus .